Tema y objetivos

La finalidad principal de este trabajo es ayudar a los alumnos de 1º y 2º de bachillerato en las asignaturas del Departamento de Geografía e Historia y especialmente en "Historia de España" e "Historia del Mundo Contemporaneo".Se trata de dar a conocer una serie de alternativas para seguir y preparar la asignatura complementando el libro de texto y lo que se ve en clase.Se trata también de poner al alcance de los alumnos el acceso a elementos que, por una parte, pueden hacer más atractivo el acercamiento a la asignatura y, por otra, los acercan a recursos que no siempre se pueden ver en la clase, bien por falta de medios o bien por falta de tiempo.Por último se trata también de facilitar la profundización en la materia, gracias a esta herramienta y las consultas individuales a través del "correo electrónico".

La Historia de España en el bachillerato

Para acercarnos a la situación de la asignatura "Historia de España" en el bachillerato podemos comenzar por leer el artículo de "El diario montañes" y redactar algunas reflexiones sobre las opiniones que defiende.

Comentario de textos históricos

Comentario de textos históricos.

Comentar un texto histórico significa analizar el contenido de un documento que nos pone en contacto con una realidad del pasado. Es un excelente ejercicio para fomentar el desarrollo del sentido crítico y el rigor en el razo¬namiento. Resulta una práctica imprescindible ya desde la Enseñanza Media por cuanto acerca al alumno a la realidad del hecho histórico y permite mejorar la percepción y la comprensión del acontecimiento.

a.- Lo que se debe evitar.-
1- Identificar el documento con el "tema" a que se refiere; y sin más pasar a explicar el tema de principio a fin sin volverse a preocupar del documento. Este se convierte en “pretexto” para explicar una cuestión, pero el documento queda sin comentar.
2- Paráfrasis del texto, es decir, repetir lo que el texto dice, cambiando sus palabras.
3- Querer decir todo acerca de todo y desde el principio; o bien, lo contrario, desmigar demasiado el documento y perder la idea de conjunto, olvidando así el encuadre espacio-temporal, la relación del documento con el momento histórico en el que se produce.
4- No entender lo que el autor quiere expresar y pasar a exponer las propias ideas sobre el asunto su¬puestamente trabajado.
5- Sustituir el verdadero análisis por un discurso literario, el típico "rollo" con juicios estéticos o per¬sonales vacío de contenidos que cae fácilmente en tópicos.
6- Plantear el comentario con tono polémico y estilo agresivo, con juicios y opiniones radicales.
No se debe olvidar la objetividad que en historia nunca debe abandonarse y debe mantenerse, ade¬más, la mayor honestidad científica.

b.- Lo que se debe hacer.-
1- Leer, ver el documento con atención para tener la seguridad de que se ha entendido.
2- Resaltar, subrayando, las palabras o frases, más significativas.
3- Ordenar temáticamente las ideas fundamentales.
4- Redactar y exponer el comentario con claridad y comprensión.

c.- Naturaleza del documento.
Texto.- Es el documento de trabajo más habitual, se divide a su vez en diferentes tipos que estudiaremos en el siguiente apartado.

El comentario de textos históricos

I.- CLASIFICACIÓN.
(La que se muestra es una de las formas de clasificar un texto histórico. Hay otras también perfectamente válidas)
Una vez realizados los pasos expuestos anteriormente con carácter general para los diferentes tipos de documentos históricos, procederemos a clasificar el texto objeto de análisis dentro de las siguientes categorías.
a- por su forma puede ser:
a.1- Texto narrativo.- Utilizan un lenguaje subjetivo y literario. Puede ser:
- Histórico-literario: el que forma parte de una novela, ensayo, crónica, anales, memorias, diarios, ....., o
- Histórico-circunstancial: refleja un hecho aislado, concreto, tal como una batalla, revuelta, un discurso, un programa, …..
a.2- Texto informativo.- Son impersonales y de lenguaje más preciso. Pueden ser:
- Jurídico o legal: obligan a su cumplimiento, y generalmente suelen ir divididos en artículos. Así la ley, la Constitución, los tratados, etc.
- Estadístico: de índole demográfica, comercial, encuestas, censos, industrias,...
b- Por su contenido puede ser:
- Político.- Discursos, declaraciones, anales, crónicas, acuerdos no de ley, ....
- Económico.- Datos recogidos por algún organismo oficial como censos, catas¬tros, etc., y en general todos los de índole económica.
- Social.- Que contengan en esencia aspectos de matiz social.
- Cultural.- Que contengan aspectos culturales de interés histórico.
- Religioso.- Lo mismo de matiz religioso.
c- Por su origen puede ser:
- Fuente.- Son los documentos de época, como: inscripciones, informes, memo¬rias, cartas, crónicas, tratados, relatos de viajes, discursos, ...
- Texto historiográfico.- Son los estudios debidos a un historiador. General¬mente escritos bastante tiempo después de los hechos analizados.
- Hemerográfico o de prensa.- Es decir, artículos de prensa, de revistas, ...

II.- CIRCUNSTANCIAS HISTÓRICAS.-
Las circunstancias o condiciones en que se establece el documento estudiado.
a- Coordenadas Históricas Encuadre Espacio - Temporal. Consiste en enumerar, brevemente, las circunstancias que rodean la elaboración del documento o los hechos que en él se recogen. Hay que resaltar el momento histórico en el que se escriben. La realización correcta de este apartado, facilitará el comentario posterior. Para ello se deberá establecer la cronología del documento.
b- Autor. Habitualmente pertenece a una de estas categorías:
Individual.- Si el autor es conocido se realizará una breve reseña biográfica, y se señalará su impor¬tancia en relación con el tema que se aborda.
Colectivo.- A menudo, tras el grupo se esconde la personalidad de uno o varios personajes destacados, a los que puede atribuirse la paternidad de las ideas reflejadas en el documento. En este caso, hay que destacar quien, o quienes, son estos protagonistas.
c- Destinatario. Por su carácter puede ser:
Público.- Cuando el documento persigue alcanzar la máxima difusión y, por tanto, se dirige a una colectividad.
Privado.- Cuando va dirigido a una persona concreta y se pretende impedir que sea conocido por otras.

III.- ANÁLISIS.-
Significa, básicamente, "sintetizar el contenido temático e ideológico" del texto, exponiendo sus ideas principales y aclarando sus términos y conceptos significativos.
A- Análisis literal.- Se trata de aclarar y definir con precisión los nombres propios, conceptos, instituciones, términos técnicos, alusiones históricas, fórmulas vagas, ...
B- Análisis lógico.- Se trata de abstraer las "ideas" esenciales y secundarias que deben quedar expresadas de manera organizada. Puede hacerse de forma lineal o progresiva, es decir, explicando las ideas en el orden en que aparecen en el texto, y de forma lógica o jerarquizada, ordenando las ideas por su importancia, relación causa efecto, o cronológicamente, a la vez que se relacionan las diversas partes de documento. El comentario lineal es más sencillo y puede ser el más indicado para aquellos que se están iniciando en esta técnica.

IV.- COMENTARIO.-
Se trata, básicamente, de relacionar el texto con la situación histórica que le rodea. Hay que tener en cuenta que esta relación es recíproca, por tanto, el objetivo ha de ser doble:

1ª relación.- Nuestro conocimiento del contexto histórico (geográfico, económico - social, político, ideológico, cultural, etc.), ha de explicar los aspectos analizados en el texto. En esta relación, el texto es entendido en virtud de la situación histórica.

2ª relación.- El documento debe servirnos, también, para conocer mejor la economía, organi¬zación social, política, ideología, cultura, etc. de una época. En esta segunda relación, la situación histórica es entendida en virtud del texto.
Los dos tipos de relación han de ser considerados, esto se puede hacer por separado o conjunta¬mente.
Es fundamental evitar un comentario "despegado" del texto; es decir debe procurarse hacer referencias textuales pertinentes con relativa frecuencia; el texto ha de relacionarse con su proceso histórico.
Es fundamental el nivel de conocimiento del tema correspondiente.

V.- CRÍTICA.-
Se trata de realizar un juicio valorativo-crítico sobre el texto analizado:
Crítica histórica del texto.- Este apartado acerca aún más al alumno al método del histo¬riador: criticar las fuentes. Se intentará establecer:
- la autenticidad, sinceridad, veracidad de lo que el texto dice, sus interpretaciones y posibles errores, y
- el alcance real, su valor como documento, su significado, los condicionantes y sus consecuencias próximas y futuras. Sintetizando las conclusiones a las que nos había llevado el documento.
Se procurará citar bibliografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada